Acuerdo de reestructuración entre Venezuela y Rusia no incluye deuda de PDVSA

MADURO RUSIA

Rusia y Venezuela firmaron este miércoles un acuerdo para reestructurar 3 mil 150 millones de dólares en deuda que Caracas contrajo con Moscú en 2011, sin embargo esta el ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa, aseguró que los fondos prestados por Rusia a empresas venezolanas, incluida la petrolera Pdvsa, no forman parte de la reestructuración de deuda acordada.

Jorge González / El Político

A pesar de esta operación, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskovel, señaló que el Gobierno ruso “no ha recibido ninguna petición” por parte de Venezuela de ayuda adicional.

Tras efectuarse este acuerdo de reestructuración de deuda, donde también estuvo presente el Vicepresidente de Economía Wilmar Castro, quedó establecido que el pago se hará en lapsos flexibles que se extendieron hasta el año 2026.

“La deuda con Rusia ha sido refinanciada, es decir, modificadas las condiciones de pago para hacerlas más óptimas”, informaron fuentes diplomáticas venezolanas.

Venezuela tiene una deuda pública externa de alrededor de 150.000 millones de dólares, incluyendo 45.000 millones de dólares en pasivos gubernamentales y otros 45.000 millones de dólares en deuda de la petrolera estatal PDVSA, de acuerdo con el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés).

Leer También

S&P Global Ratings declaró en “default parcial” a PDVSA

El Ministerio de Finanzas de Rusia dijo que la reestructuración debería liberar más fondos para que Venezuela desarrolle su economía y “mejorará la capacidad de pago del deudor, incrementando la probabilidad de que todos los acreedores reciban de nuevo sus préstamos”.

Venezuela ha tomado préstamos por miles de millones de dólares de Rusia y China en los últimos años, principalmente por medio de acuerdos de petróleo por dinero, que han afectado los ingresos en divisas del país sudamericano al requerir que use embarques de crudo para honrar esos créditos.

Leer También

Default venezolano en la portada del periódico “The Financial Times” ¿Vergüenza?

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password