Candidatos de la comunidad LGBTQ ganan espacio en la política de EE UU

D3SOtBkWAAEPzmG

Los demócratas dan un paso al frente en la política estadounidense al respaldar el ascenso de candidatos gays en importantes cargos públicos del país.

Por Redacción El Político

“La novedad no es que candidatos abiertamente gay salen adelante, sino que ser gay es hoy irrelevante”, indicó Richard Socarides, quien se desempeñó como asesor de la Casa Blanca para tratar temas relacionados a la comunidad LGBTQ durante la administración de Bill Clinton.

Actualmente Estados Unidos atraviesa por un cambio cultural que ha dado paso para que líderes como Pete Buttigieg, alcalde de South Bend, Indiana, de 37 años de edad, quien se graduó en Harvard y abandonó su responsabilidad como alcalde para servir como oficial de inteligencia de la Marina en Afganistán, se perfile como un sólido candidata a la presidencia.

Por su parte, Lori Lightfoot, aseguró que la población joven está “observándonos, y están viendo el comienzo de algo bueno, un poco diferente (…)”No importa a quién ames, siempre y cuando ames”, señaló en su discurso al conquistar la alcaldía de Chicago.

Jared Polis, también salió a la palestra en noviembre pasado al ser electo como el primer gobernador abiertamente gay en Colorado.

La organización Victory Fund, quien se encarga de respaldar a candidatos LGBTQ en los EE UU, aseguró que durante el año 2018 fueron electos 682 funcionarios gays.

El Congreso ahora tiene un número histórico de miembros abiertamente lesbianas, homosexuales o bisexuales: ocho en la Cámara de representantes con 435 escaños y dos en el Senado, de 100 miembros.

Para Shannon Minter, directora legal del Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas, una de las ventajas de los candidatos LGBT es que “pueden ser más proclives a empatizar con otros que han experimentado discriminación y obstáculos (…) así como valorar la oportunidad de postularse para un cargo público y servir, algo que otros políticos pueden subestimar”.

La comunidad LGBT en EE UU representan el 4.5% de la población, solo tienen el 0.1% de los cargos electos en todo el país, aseguró Elliot Imse integrante de Victory Fund.

Imse recordó que la administración del presidente Donald Trump ha estado conformada por funcionarios quienes se han encargado de impulsar un bloqueo al desarrollo de las personas LGBT: prohibieron el acceso de personas transgénero a cargos militares, hicieron retroceder las protecciones de Barack Obama para los trabajadores LGBTQ e instaron a las empresas a no servir a las parejas homosexuales en nombre de la religión.

 

 

Con información de Voz de América

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password