China responde ante aranceles impuestos por EEUU

china eeuu

China hizo efectiva este lunes su promesa de responder a los ataques de Trump a parte de su sector exportador con la misma moneda. Pekín anunció la imposición inmediata de aranceles a 128 productos estadounidenses, en su mayoría agrícolas, en un intento de advertir al presidente estadounidense de lo que está por venir si su administración sigue decidida a comenzar una temida guerra comercial entre las dos mayores economías del planeta.

El País

Los aranceles entran en vigor este lunes y afectan, como adelantó el Ministerio de Comercio hace diez días en una lista provisional, a importaciones procedentes de Estados Unidos valoradas en 3.000 millones de dólares, un volumen equivalente al daño que sufrirá el sector acerero y del aluminio del gigante asiático por las tarifas impuestas por Trump.

La gran mayoría de los productos afectados serán gravados con un impuesto del 15%, como algunas frutas frescas, frutos secos o el vino. Otros, entre los que se encuentran la carne congelada de cerdo o el aluminio reciclado, estarán sujetos a una tasa del 25%.

En un comunicado en su página web, Pekín acusó a Estados Unidos de “violar gravemente los principios de no-discriminación, piedra angular del sistema multilateral de comercio” por el hecho de que los aranceles al acero y al aluminio afectan solamente a ciertos países (se eximió a otros en el último momento), y aseguró que la opinión pública china ha pedido “que el Gobierno tome medidas para salvaguardar los intereses de la industria y del país”.

El presidente de Estados Unidos ha amenazado con imponer más aranceles a otros productos chinos por valor de más de 50.000 millones de dólares, una medida con la que pretende reducir el inmenso déficit comercial que su país mantiene con el gigante asiático y a raíz de lo que considera un supuesto robo de propiedad intelectual por parte de China.

China insistió este lunes en que las diferencias comerciales entre ambos países deberían resolverse “mediante la negociación y el diálogo”. Pero por ahora apenas hay señales de que Washington y Pekín estén inmersos en negociaciones que eviten una nueva y mucho más amplia ronda de aranceles.

La semana pasada, la nueva cabeza pensante del renovado ejecutivo de Xi Jinping, Liu He, advirtió al secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, que su país estaba dispuesto a defenderse de las tarifas estadounidenses y pidió que ambos lados “sigan siendo racionales”.

La amenaza de la soja, el mayor producto agrícola exportado desde Estados Unidos a China, tiene también sus inconvenientes. El principal, según Capital Economics, es que no hay suficiente soja en el mundo –sin contar Estados Unidos- que permita satisfacer la enorme demanda del gigante asiático.

Seguir leyendo: El País 

Vía: El País 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password