Comicios generales españoles podrían definir el impacto electoral de la extrema derecha

spain-3988367_960_720

Las elecciones generales más polémicas de la era democrática española tendrán lugar el  próximo 28 de abril. La presencia de la extrema derecha en el parlamento andaluz ha radicalizado los mensajes y las consignas tanto de partidos como de votantes.

Por Redacción Miami Diario

Temas como Catalunya, el feminismo o la corrupción, han aumentado aún más la crispación política. En ese sentido, los posibles pactos postelectorales son difíciles de predecir en las treceavas elecciones generales.

Los votos de los españoles llevaron al Congreso a diputados de al menos 10 partidos. En 1979, 1989, 2011 y 2015, un total de 13 formaciones se sentaron en los 350 escaños, mientras que en 1982 y 2008 sólo 10 alcanzaron suficientes votos para lograr escaños en el hemiciclo.

eleciones españa

Desde 1977, el partido de gobierno y el principal partido de la oposición sumaban más del 80% de los escaños.

Es de hacer notar que en las elecciones de 2015 se rompió ese bipartidismo y dos partidos que concurrían por primera vez a los comicios lograron unos escaños: Podemos y Ciudadanos.

Las elecciones realizadas tras el fallecimiento del dictador Franco, entre UCD y PSOE sumaron casi el 64% de las papeletas. Elecciones tras elecciones, los dos primeros partidos (desde 1982 PSOE y Alianza Popular –posteriormente Partido Popular-) suman más y más porcentaje de voto, llegando a significar más del 83% de los emitidos en 2008.

El voto de los ciudadanos acostumbrados a elegir entre socialistas y populares se dividió gracias a la entrada a la arena política electoral de Podemos y la formación naranja. En 2015, PSOE y PP sólo sumaron un 51,71% de las papeletas, mientras que añadiendo a Podemos y Ciudadanos, las cuatro formaciones lograron casi el 80%, porcentaje superado en la repetición electoral celebrada en 2016.

Lo cierto es que el evento electoral del próximo 28 de abril permitirá definir el impacto electoral de la extrema derecha. Veremos qué sucede…

Con información de: LaVanguardia

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password