EEUU y México pactan acelerar la renegociación del TLC para lograr un acuerdo “lo antes posible”

ap18104592032747-334560123a9930b125e54496f4f8f671-1200x600

Estados Unidos, México y Canadá pisan el acelerador en la negociación del mayor acuerdo comercial del planeta, que une a los tres países desde hace casi un cuarto de siglo. El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto; el vicepresidente de Estados Unidos, Michael Pence; y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, sostuvieron este sábado en Lima sendas reuniones bilaterales —”muy productivas”, según la delegación estadounidense en las que dialogaron sobre los avances en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) y acordaron acelerar los plazos para poder alcanzar un acuerdo “lo antes posible”. Los equipos negociadores de EE UU y México —los países a los que más les urge cerrar un acuerdo pronto, para adelantarse, respectivamente, a las elecciones de mitad de mandato y presidenciales— ven una alta probabilidad de lograr un principio de acuerdo antes de la primera semana de mayo.

El País

“las negociaciones avanzan a buen ritmo y seguiremos trabajando para lograr un acuerdo benéfico para los tres países. Que lo que alcancemos en este acuerdo signifique un ganar-ganar-ganar”, subrayó Peña Nieto en un encuentro con medios de comunicación tras su cara a cara con el número dos de Trump. “Acordamos convocar a los equipos negociadores para acelerar sus trabajos y esperamos que, en próximas semanas, eventualmente podamos llegar a un acuerdo”, añadió, sin querer fijar una fecha límite concreta para el fin de las negociaciones. El encuentro celebrado este jueves es el de mayor nivel entre ambos países de cuantos se han celebrado hasta la fecha.

Las conversaciones para la actualización del TLC han entrado en su fase más decisiva. A diferencia de lo ocurrido en los primeros meses de negociación, Washington empieza ahora a mostrarse dispuesto a ceder en uno de los puntos clave para que el acuerdo pueda fraguar: las reglas de origen en la industria automotriz, la de mayor volumen de intercambios entre México y EE UU. Los equipos técnicos de los tres países celebran estos días en Washington la octava ronda de negociaciones en un clima notablemente más optimista que hace solo un mes.

Los mandatarios de EE UU y México no tocaron en su reunión uno de los puntos que más ampollas han levantado en su relación bilateral, deteriorada desde que Trump es presidente: la construcción, a instancias del magnate republicano, del polémico muro en la frontera de ambos países.

Seguir leyendo en: El País

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password