¿El Kremlin una cortina de humo que distrae de la verdadera intervención militar en Venezuela?

xaviones-rusos.jpg.pagespeed.ic.4itHxrbMkl

En la lucha por la supremacía global Rusia continúa dando pasos firmes, ejemplo de ello es la reciente ocupación que ha realizado paulatinamente en Venezuela. Aunque no puede presumir de ser el primero en realizar una intervención militar en el país caribeño.

Redacción El Político

La presencia militar rusa y su reiterado respaldo al régimen de Maduro encendió las alarmas de la comunidad internacional, puesto que su más grande rival como lo es EE UU respalda al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente encargado de la República.

En diciembre de 2018 la llegada de dos bombarderos estratégicos Tu-160, causaron preocupación a la comunidad internacional, debido a que cuentan con la capacidad de transportar armas nucleares.

En esa ocasión el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino indicó que no había razón en el mundo para temer por la breve visita de la escuadrilla de aeronaves rusas, puesto que Venezuela y Rusia son “constructores de la paz y no de la guerra”.

Recientemente, a finales de marzo aterrizaron en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar dos aeronaves con personal militar ruso. Aunque no se conoce un motivo claro de esta visita, algunos especulan llegaron para reacondicionar equipos de ciberseguridad que se desconfiguraron tras los recientes apagones, otra versión que se fortalece es que los aviones van en busca del oro que Maduro extrae de la nación desde hace tiempo.

Roger Noriega, ex secretario adjunto para el hemisferio occidental del Departamento de Estado de EE UU señaló en referencia a Rusia y China que “debemos recalibrar nuestra estrategia y entender que no estamos tratando solo con un dictador tropical, sino con uno respaldado por enemigos de Estados Unidos que tienen una cantidad tremenda de militares, (…) lo que está en juego es mayor (…) no podemos fallar en términos de defender la integridad de nuestra política y la defensa de la democracia”.

Rusia de frente con Maduro

Tras la llegada del personal del Kremlin que aterrizó en Venezuela el presidente de EE UU, Donald Trump, advirtió que “Rusia tiene que salir”.

A lo que la administración de Putin respondió que sus soldados emplazados en Venezuela no participarían en operaciones militares, mensaje que fue respaldado por el viceministro de Relaciones Exteriores de Maduro, Iván Gil, quien no descartó que al país lleguen más militares rusos para cumplir acuerdos de cooperación.

Rusia es un sostén internacional crucial de Maduro, cuyo gobierno y el de su antecesor, Hugo Chávez (1999-2013), firmaron contratos por miles de millones de dólares para que Moscú le suministrara y mantuviera aviones de combate, tanques y sistemas de defensa aérea.

“Si la gente de Venezuela solicita más helicópteros se los entregaremos”, recalcó el director de ventas de Russian Helicopters (Rostvertol), Sergei Ostapenko.

Doctrina Monroe

Esta doctrina fue impulsada por James Monroe en 1823 y buscaba rechazar la intervención europea en América, de allí la popular frase “América para los americanos”, la cual impulsó la influencia de EE UU en el hemisferio.

Antes las acciones de Putin en Venezuela Trump se muestra apegado a la doctrina Monroe lo que hace más tensa la situación entre ambas naciones.

“Advertimos enérgicamente a los actores externos al Hemisferio Occidental contra el despliegue de activos militares en Venezuela, o en cualquier otro lugar del Hemisferio, con la intención de establecer o expandir las operaciones militares.

Consideramos tales acciones provocativas como una amenaza directa a la paz y seguridad internacional en la región”, informó el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, a través de un comunicado.

Algunos especialistas consideran que Rusia ostenta una larga trayectoria de intervenciones militares para evitar un cambio de régimen, como en Siria y Georgia, por ejemplo, y la anexión de Crimea. Lo cual es muy cierto, pero al mismo tiempo subraya que nunca tan lejos de sus fronteras como Venezuela.

Cortina de humo

De acuerdo al medio de comunicación Infobae estas acciones del Kremlin sólo representan una cortina de humo para la ocupación que ejerce Cuba en diversas áreas del país caribeño: hay más de veinte mil oficiales militares cubanos en Venezuela, mandan en los cuarteles, se infiltran entre sus oficiales y custodian a Maduro, tienen el padrón electoral, la documentación de los venezolanos, manejan los aeropuertos y a cambio reciben el petróleo subsidiado, del cual consumen una fracción y exportan el resto a precios de mercado.

¿Representa Rusia una amenaza en Venezuela para EE UU o Washington debería mirar a La Habana?.

 

 

Con información de Infobae

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password