El mega “guiso” entre Nicolás Maduro con sobrino de Piedad Córdoba

AVN

La trama de corrupción del Gobierno de Nicolás Maduro no cesa y sus chanchullos trascienden incluso a las fronteras. Involucrados y pertenecientes al clan madurista se imponen un escudo ante señalamientos, pero los hechos hablan por sí solos.

Cuatro integrantes del portal Armando.info tuvieron que huir tras ser acusados de “difamación agravada continuada” e “injuria agravada” por sus reportajes sobre la corrupción que envuelve a las bolsas de comida CLAP. En sus trabajos develaron la trama de corrupción en la importación de alimentos y a través de negociaciones que involucran al Presidente Nicolás Maduro con la ex senadora colombiana Piedad Córdoba. 

Roberto Deniz, Joseph Poliszuk, Ewald Scharfenberg y Alfredo Meza fueron demandados por el empresario colombiano Alex Nain Saab Morán, quien misteriosamente también sale a relucir en la trama de corrupción. Pero ¿realmente Saab y Piedad Córdoba metieron las manos en el lodo de los Clap? ¿qué buscaban? 

El periodista  Julián Ramírez, habló en W radio y alegó que desconoce de una posible relación cercana del Gobierno de Maduro con Piedad Córdoba, sin embargo, dijo que existe alguien cercano, quien es el que aparentemente “tiene cercanías a Venezuela con diferentes negocios”.

¿Quién es Álvaro y que relación podría tener con Venezuela? 

Álvaro Enrique Pulido Vargas, es sobrino (no muy nombrado) de Piedad Córdoba y es un empresario colombiano poco conocido en su país pese a la fortuna que ha amasado como contratista del gobierno de Venezuela.

Pulido Vargas y Saab Morán, además de conocerse entre ellos y al Gobierno de Venezuela, son señalados de ser parte de un esquema en el que utilizaban supuestas exportaciones ficticias desde Ecuador para obtener acceso a dólares preferenciales en Venezuela. Según una investigación de Armando.Info,  Pulido Vargas fungió como contratista del Estado.

Ambos figuran en los guisos de las empresas maletín de Cadivi en las que se habrían malversado 300 millones de dólares, y que vinculaban a otros empresarios venezolanos. La investigación, realizada por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, reveló que Saab y Pulido, tenían empresas registradas en Venezuela y Colombia, a través de las cuales se realizaban las transacciones ficticias.

Los CLAP

Por si fuera poco, tanto Pulido Vargas como Saab Morán,  son señalados de ser dueños de la empresa mexicana que comercializa las bolsas CLAP.  La ganancia se basaba en la compra de los alimentos  a un dólar preferencial y que son revendidos a precios elevados en Venezuela.  

“Tenemos investigación de las bolsas de alimentos que se entregan en Venezuela, una empresa registrada en México, que se presume es del presidente Nicolás Maduro, pero está a nombre de Rodolfo Reyes, Álvaro Pulido Vargas y Alex Saab”, alegaron las investigaciones.  Alex Saab utilizó el bufete de abogados salpicado por los Panama Papers, Mossack Fonseca, para crear sociedades en diferentes jurisdicciones como fundaciones y fideicomisos.

Aunque traten por todos los medios de ocultarlo, las evidencias simplemente confirmaron que los involucrados lograron lo cometido con la bendición del Gobierno de Venezuela. Y quienes evidentemente repartirían la cochina con los mismo funcionarios del chavismo. ¡Corrupción y más corrupción es lo que dejó el legado!

Con información de Venezuela Al Día

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password