“Es el momento de ser solidario con el pueblo de Irak”, dice coordinadora ONU

yihadista

La coordinadora general para Irak de la Organización de la ONU para asuntos humanitarios (OCHA), Lise Grande, señaló a Efe que “este es el momento de ser solidario con el pueblo de Irak”, después de “una ocupación brutal” del yihadista Estado Islámico, que ha durando entre dos años y medio y tres años.

Grande mostró su preocupación por el hecho de que “ahora que la lucha se ha parado, la atención internacional se enfoque en otro lugar”.

Según explicó en una entrevista telefónica desde Bagdad, se necesitan cerca de 600.000 millones de dólares para cubrir las necesidades básicas de las personas que han huido de sus casas.

La ONU solo ha recaudado el 44 por ciento de los 985 millones de dólares que solicitó para el denominado Plan de Respuesta Humanitario, que incluye alojamiento, comida y atención médica de las personas desplazadas.

Lea también: Parlamento polaco suspende sesiones tras incidente con Kaczynski.

Grande, que la semana pasada trasladó estas necesidades a los representantes de la coalición contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) liderada por EE.UU., insistió en que si bien la lucha ha podido concluir, no ha ocurrido lo mismo con la crisis humanitaria.

“Estamos preocupados porque tanto en cuanto la lucha ha terminado, la gente pueda pensar que se ha acabado, y no es así, la crisis humanitaria sigue y es muy posible que continúe al menos el próximo año, si no más”, subrayó la responsable de la OCHA.

Grande se refería al anuncio realizado el pasado día 10 por el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, que proclamó desde Mosul la liberación total del que fuera el mayor bastión del EI en Irak; aunque los choques no han cesado desde entonces en algunas partes del casco antiguo de la ciudad.

Este viernes, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) desveló que más de un millón de iraquíes se han visto obligados a huir de sus hogares durante la batalla para liberar Mosul, de los cuales, 220.000 han regresado a sus casas.

Grande apuntó, que a nivel nacional hay tres millones y medio de desplazados y otros dos millones y medio de personas que han acogido a sus familiares huidos, “que se esfuerzan por ayudar a sus familias y ahora, ellos mismos, están en problemas”.

“Esos 3,5 millones necesitan ayuda para volver y para comenzar de nuevo sus vidas, por eso, en este periodo, la ayuda humanitaria es absolutamente crucial”, dijo Grande.

Para ello, la campaña de estabilización del Programa de Desarrollo de la ONU (UNDP), centrado tanto en la rehabilitación de las infraestructuras básicas, como en la reconstrucción de los edificios públicos o la promoción de empleo para los retornados, necesita más de 700 millones para seguir adelante.

“La verdad es que queda mucho por hacer en Irak. Ha habido un enorme avance en el aspecto militar, pero las necesidades humanitarias y las necesidades para la estabilización son abrumadoras. Este es el momento de ser solidario con el pueblo de Irak, este es el momento, y estamos apelando a la generosidad de la comunicad internacional”, subrayó.

En este sentido, insistió en que, especialmente, los próximos tres trimestres “son cruciales para el regreso de la gente”.

Sin embargo, recordó que de los 54 barrios del oeste de Mosul, donde la batalla ha sido más encarnizada, 15 están completamente destruidos, 23 se han visto afectados de manera moderada y otros 16 leve.

Lea también: Veinte civiles muertos en un bombardeo en Yemen.

“La gente podría volver a los barrios que tienen algunos daños, incluso a los que han sufrido daños moderados, pero no sé como va a regresar a los que están completamente devastados, en el futuro próximo”, anotó.

Por eso, más allá de los plazos temporales, Grande hizo hincapié en que “las familias regresen de manera voluntaria, segura y con dignidad a sus casas”.

EFE

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password