Estudios confirman que el dinero sí da la felicidad

origen-del-dinero

Según un nuevo estudio realizado, demuestra que la cantidad y la fuente de la riqueza de los millonarios pueden predecir su felicidad. A través de los años se han realizados diversos estudios que intentan demostrar de forma empírica si algo tan simple y material como el dinero puede ser el “dador” de la felicidad del ser humano.

El Político 

Ante el pensamiento, enmarcado por normas éticas y morales de la humanidad moderna, queremos pensar que un montón de dinero no es la solución a la desgracia, sin embargo, teniendo en cuenta que estamos inmersos en una sociedad donde el consumismo se encuentra en cada esquina y, además, la crisis económica ha afectado la cartera de miles de personas, no sería una locura afirmar que el dinero sí da la felicidad, o mejor dicho, la tranquilidad.

No obstante, hay que ser cautelosos, pues el dinero es un arma de doble filo, el cual los científicos afirman que cuando se trata de los ingresos, sí existe una cantidad “ideal” para sentirnos emocionalmente satisfechos, sin embargo, el tener demasiado dinero podría llevarte a un espacio de infelicidad.

Los millonarios son más felices cuando consiguen su fortuna por mérito propio que cuando es hereditaria.

Según los resultados que arrojan los estudios, muestra que, a mayor riqueza, mayor felicidad, pero esta debe ser exageradamente grande para alegrar a la persona, donde especifican que aquellos que ganan su fortuna por méritos propios son más felices que aquel o aquella que la han heredado.

Las respuestas son muy variadas, pero lo cierto es que el dinero nos aporta estabilidad material y emocional. Sin embargo, también se ha descubierto que existe un límite en el que el dinero ya deja de aportarnos tanta felicidad, algo a lo que han calificado como “el umbral dinero-felicidad”.

La estabilidad económica aporta felicidad y reduce el riesgo de padecer enfermedades mentales graves.

En resumen, lo que se sabe a ciencia cierta es que el dinero aporta felicidad a la persona por ser un seguro de tranquilidad y estabilidad económica. Ante esto, problemas como el estrés o la ansiedad disminuyen y dan paso a sensaciones más positivas. No obstante, este estado es limitado. Así que, cuando se formula la famosa pregunta sobre la felicidad y el dinero, la famosa respuesta de “no, pero ayuda” no queda tan lejos de ser la correcta.

Con información: Muyinteresante

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password