Hasta las tareas más sencillas en Venezuela son unas verdaderas “pesadillas”… ¡Te las enumeramos!

venezolanos descontentos

Los venezolanos han visto sus jornadas diarias cada vez más complicadas y sus problemas cada vez cuesta arriba conforme pasan los años, antes solo comprar era complicado debido a que era por número de cédula la venta de ciertos productos, ahora ni siquiera pueden costearlos. Lo más sencillo se ha ido alejando de sus vidas y esperan la normalidad en algún punto. Esa ansiada cotidianidad que se ha visto estropeado año tras año, y aunque los principales reclamos son por seguridad, alimentos y salud, extrañan las pequeñas cosas que hacían felices sus vidas.

1-Comprar sin condiciones. Al llegar a un supermercado poder costear los productos, escoger las marcas favoritas, agarrar la cantidad que se desee y disfrutar el proceso. Algo tan sencillo se ha visto estropeado con las largas colas para ingresar al establecimiento y la escasez creciente.


Foto @SegoviaBastidas / Twitter

2-Poder salir a divertirse: Aunque sea una vez al mes. Ir a la playa, cine o algún centro comercial es un tema que debe ser bien planificado, más si se quiere comprar algo de comer como un helado, pedazo de torta o algo salado. Para salir hay que tener al menos 2 millones de bolívares, con entradas de cine que superan los 100 mil bolívares, helados que pisan los 300 mil e incluso con un sencillo café de 60 mil. Presupuestos que se ven superados por el sueldo mínimo e incluso con los cestatickets.


Cortesía Morrocoy Travel

3-Tener efectivo es una tarea cada vez más difícil, bancos que solo dan 10 mil bolívares por taquilla, cajeros inservibles y puntos de pago que no facilitan la situación. Comprar con billetes es una labor complicada debido a la falta de efectivo y a la devaluación que ha ido dejando algunas monedas atrás.


EFE

4-Comprar pan puede ser una tarea sencilla en otros países pero en Venezuela no. Hay que saber a qué hora lo sacan, cuántos hornean y estar pendientes para hacer la cola. La variedad que se puede comprar sin condicionamiento, sin filas y de manera sencilla requiere tener un aproximado del sueldo mínimo accesible debido a que un pan de molde puede costar alrededor de 120 mil, un paquete de 12 panes dulces más de 100 mily las diferentes variedades cada vez están más caros.

5-Llegar temprano al trabajo en transporte público no es posible, venezolanos sortean largas distancias en caminatas para poder abordar un autobús “guindando” en las puertas. Mientras los subterráneos presentan fallas eléctricas o son escasos, por lo que hay tratar de abordar de cualquier manera. Algunos inclusive entre los vagones del Metro aunque esto es ilegal y puede costarles la vida.


Foto: @DailySanz

6-Cargar saldo en un celular prepago es difícil sino se posee efectivo o se está afiliado a alguna plataforma bancaria que facilite el servicio. De resto es cada vez más complicado lograr colocar saldo debido a que no se consiguen las tarjetas o los porcentajes de recargas son altos.


La Nación

7-Las marcas clásicas y las ofertas, no existen. Llevarse tres y pagar dos, los nombres distinguidos, etiquetas marcadas, variedad en cremas dentales, arroz, jabón de baño o de lavar ya no están. Entrar en supermercados y encontrar que la mitad de las cosas que hay son desconocidas, de baja calidad o incluso con etiquetas en diferente idioma.


Foto: Lizaura Noriega

8-Echar gasolina es todo un tema, es complicado porque se requiere efectivo, que haya el tipo de combustible que se busca o que simplemente haya el líquido. Todo esto es un proceso que lleva tiempo, dar vueltas por las ciudades y armarse de paciencia. Largas colas sobresalen en algunos sitios donde hay gasolina y los conductores pueden pasar parte de sus días sentados en su carro por un buen rato hasta ser atendidos.


Referencial

9-Tomarse un café a media tarde, de manera social, de manera de darse un gusto ya no se puede. Con precios que van desde 30 mil uno pequeño, 60 mil uno grande y todo ello dependiendo del lugar donde se vaya hacer esto. Si se quiere un dulce, un pan, o algo similar hay que destinar al menos 40 mil bolívares más. En casa la tarea también se complica, con un kilo de café en alza, y algunos que se arriesgan a comprar las bolsitas callejeras que han sufrido de mala reputación porque a veces son de “reciclaje”.


Foto El Tubazo Digital

10-Ver televisión nacional actualizada y sin cadenas no es sencillo. Novelas repetidas, películas ochenteras y trasmisiones obligatorias por parte del Gobierno complican la situación. Eso de llegar a ver la novela nueva no es tan fácil, lejos quedaron los estrenos y las buenas tramas.


Foto/ Carlos Garcia Rawlins

Con información de Venezuela Al Día

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password