Incendio en localidad salvadoreña destruyó una fábrica de velas

Foto: Bomberos El Salvador

Un incendio de grandes proporciones destruyó una gran fábrica de velas en la localidad salvadoreña de San José Villanueva, y fue sofocado recién en la madrugada por varias unidades de bomberos y voluntarios.

El siniestro se desató entrada la noche en la localidad del departamento de La Libertad, y forzó la evacuación de los habitantes de sus alrededores, pues en el depósito habían materiales altamente inflamables que podían explotar de un momento a otro.

Lea también: Expresidente de El Salvador recibió dinero de Odebrecht para campaña

De hecho, ingredientes básicos como la parafina requirió el uso de espuma química, pues solamente con agua bombeada a presión era imposible apagar las llamas, que redujeron a cenizas la instalación, aunque sin herir a nadie.

La situación se tornó crítica cuando el fuego rodeó tres tanques de gas propano que mantenían las calderas activas, y el derrame de parafina podía provocar además algún resbalón cuyas consecuencias podían ser peores que un mero golpe.

Lea también: Mujeres reclaman respeto a DDHH de campesinos e indígenas en Nicaragua

Varias unidades de bomberos acudieron al incendio, apoyados por la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados y la Alcaldía de Nuevo Cuscatlán, que movilizaron varios camiones cisternas para garantizar el suministro de agua.

El perímetro de la zona fue cerrado, pero al amanecer la situación retornaba a la normalidad, y solo curiosos, peritos y reporteros acudieron a la fábrica, que deberá apelar al seguro o a sus ganancias de Semana Santa para renacer de sus cenizas.

Los incendios son demasiado frecuentes este año en El Salvador, aunque principalmente en zonas rurales, ocasionados por negligencia o por la ancestral práctica de quemar tierras para sembrarlas luego, con un efecto casi siempre contraproducente.

Lea también: Mujeres reclaman respeto a DDHH de campesinos e indígenas en Nicaragua

Además, la demora de las lluvias, los vientos secos y las altas temperaturas conspiran para hacer de esta nación un polvorín siempre en peligro de explotar y arder.

Con información de La Prensa Gráfica

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password