Industria agraria italiana mira a China ante conflictos de EEUU y Brexit

segadora / agrario Italia

El sector hortofrutícola de Italia deberá mirar hacia China ante las incógnitas que plantean en el terreno económico la futura salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos.

Así se desprende de un informe difundido hoy por la asociación Fruitimprese, que agrupa a las principales empresas italianas del sector, en el que se analiza el escenario futuro para el comercio global de frutas y hortalizas.

Lea también: Iglesia Católica canonizará a pastores de Fátima

Según las últimas previsiones de organismos internacionales, la economía mundial crecerá en torno al 3,5 % a final de año y por países destacarán los avances de China, EEUU y Alemania, así como la recuperación de Brasil y Rusia.

El director de la consultora que realizó el estudio, Andrea Godstein, advirtió en un comunicado de que la inestabilidad financiera, el proteccionismo y el populismo de Trump presentan un escenario “complejo” que ofrece oportunidades para la industria italiana.

Primer Ministro Sergio Matarella y Presidente Chino Xi Jinping
Primer Ministro Sergio Matarella y Presidente Chino Xi Jinping

A su juicio, las empresas hortofrutícolas “podrán cerrarse a nuevos espacios en el corto plazo, pero deberán continuar vigilando con atención las dinámicas políticas y económicas a nivel global”.

El presidente de Fruitimprese, Marco Salvi, instó a “crear las condiciones para crecer rápidamente hacia los nuevos mercados asiáticos”, en especial China, adonde Italia solo puede exportar kiwi, por lo que pidió acuerdos bilaterales que amplíen la oferta a otras frutas como la pera o la manzana.

En 2016 las exportaciones italianas de frutas y hortalizas aumentaron el 4,9 % respecto al año anterior, superando los 4.750 millones de euros, lo que supone su mejor resultado desde 2011, según datos estadísticos oficiales.

Lea también: Dos muertos y un herido tras atentado terrorista en París

Por volumen la subida fue del 6,1 % (4,2 millones de toneladas), mientras que las importaciones cayeron un 7 % en términos de volumen y su valor bajó un 2,4 %.

A pesar del aumento de las ventas al exterior, Salvi recordó que las empresas italianas se han visto afectadas en este tiempo por otros factores como el embargo ruso a los alimentos procedentes de la Unión Europea o la inestabilidad política y los conflictos en el norte de África.

EFE

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password