Las implicaciones de la expulsión del embajador venezolano en Perú

molero

La cancillería peruana confirmó la decisión de expulsar al embajador de Venezuela en Lima. A través de un comunicado, explicó que la decisión responde a la “ruptura del orden democrático en Venezuela” tras la elección de la Asamblea Constituyente.

La expulsión del embajador venezolano, Diego Alfredo Molero Bellavia, era una acción previsible que también responde a la nota de protesta que envió el gobierno de Nicolás Maduro ante la firma de la Declaración de Lima. Con la participación de 16 países de América, esta condenó la constitución de la Asamblea Constituyente, la violación de derechos humanos y la retención de presos políticos en Venezuela.


Uno de los motivos que dio el presidente Pedro Pablo Kuczynski al explicar por qué no se había procedido a expulsar al embajador venezolano apenas fue elegida la Asamblea Constituyente fue la importante presencia de miles de peruanos en este país.

“No veo eso un fundamento claro. A los peruanos en Venezuela, así como a cualquier ciudadano extranjero, los protegen los consulados, no las embajadas. Expulsar al embajador no significa cortar relaciones consulares”, detalló a El Comercio el internacionalista Fabián Novak.

Los peruanos en Venezuela son, incluso, menos vulnerables que los venezolanos en territorio nacional, cuyo número ha incrementado fuertemente ante las facilidades migratorias que el Gobierno de PPK les ofreció.

Persisten relaciones diplomáticas

La concepción de que la ausencia de los embajadores implica una ruptura en la relación diplomática es errónea. Si bien significa un enfriamiento, Perú y Venezuela todavía siguen vinculados, aunque sea básicamente a nivel de encargados de negocios. En el caso peruano, se trata de Carlos Rossi, quien permanece todavía en Caracas.

Sin embargo, Oscar Vidarte consideró viable que el régimen de Nicolás Maduro tome algún tipo de represalia en respuesta a la decisión de la cancillería peruana. “Ellos no expulsaron a nuestro embajador, nosotros lo retiramos. Venezuela podría reaccionar contra el personal diplomático que todavía sigue allá o contra el encargado de negocios”, señaló.

Luego de 38 años 

Pese a que el canciller Ricardo Luna retrasó la toma de alguna decisión sobre el embajador de Venezuela hasta después de la reunión con sus pares de otros 16 países y la firma de la Declaración de Lima, Perú se convirtió en el primer país que llega hasta este punto en el enfriamiento de sus relaciones con el régimen de Nicolás Maduro.

A pesar de que está manteniendo la vanguardia, Novak considera esta acción de la cancillería nacional como algo que se veía venir: una conclusión previsible ante la postura firme que ha asumido el Gobierno contra Nicolás Maduro. “Era lo más consecuente […] Perú es el primero pero imagino que otros países van a adoptar medidas similares porque lo que ocurre en Venezuela es inaceptable”, precisó

 

Vía El Comercio de Perú

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password