Mientras ocurría el operativo del Junquito DGCIM inició otro en Ramo Verde

C6kMsDRW0AARhrD

La periodista Sebastiana Barráez aseguró este jueves que “ya son inocultables las conspiraciones” en el seno de la Fuerza Armada Nacional (FAN), destacando que se han configurado hechos que llevan a que todos los efectivos castrenses estén bajo sospecha, pues a su juicio la reciente detención de un grupo de oficiales responde a la conspiración más seria que ha enfrentado Nicolás Maduro desde su ascenso al poder.

En medio del recuento del último conato de sublevación militar la comunicadora social reveló que cerca de la medianoche del 14 de enero de 2018 una Comisión de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) llegó al Centro Nacional de Procesados Militares (Cenapromil), ubicado en Ramo Verde, publicó Tal Cual. 

Según testimonio de alguno de los militares presos, los efectivos de la Dgcim llegaron con los rostros cubiertos. El director del centro penitenciario opuso resistencia a que entraran, argumentando no tener conocimiento de esa operación. El encargado de la comisión habló con su superior, quien autorizó el evento. Los funcionarios de inteligencia entraron, esposaron a los custodios y a algunos los trataron con dureza.

Barráez indicó que tras ello se dirigieron hacia el lugar en el que se encontraban los hombres detenidos por “Operación David”; allí permanecieron hasta las 4:00 de la madrugada, momento exacto en el cual, en otro punto de la ciudad, en El Junquito, las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana, arrancaban la Operación Gedeón que acabó con la vida de Óscar Pérez y seis miembros de su grupo.

“Fue una acción sincronizada, mientras a los miembros de la Operación David los obligaron a estar en cuclillas, hasta que la comisión de Dgcim se fue”, acotó la periodista.

Vía: El Cooperante

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password