Periodista venezolana encontrada muerta en Miami podría ser un caso pasional

Foto Twitter

La muerte de una joven periodista venezolana en el condado Miami-Dade, supuestamente a manos de su esposo, ha dejado conmocionados a amigos y personas cercanas a la pareja que no sospechaban que hubiera actos de violencia entre ellos. Mientras tanto, sus familias siguen buscando fondos para poder trasladar su cuerpo al país suramericano.

Wendy Norelys Bandera Madariaga, de 25 años y oriunda de Caracas, fue encontrada muerta el miércoles en la mañana dentro de un vehículo estacionado en las afueras del ayuntamiento de la ciudad de Hialeah. Su esposo Luis Siddartha Palacio Madariaga, un venezolano de 28 años, también estaba en el carro cubierto de sangre y fue trasladado en condición crítica al hospital Jackson Memorial.

Una amiga cercana a la joven, que pidió no revelar su nombre, comentó a el Nuevo Herald que la pareja estaba teniendo problemas últimamente y estaba a punto de divorciarse, pero aseguró que nada le había hecho temer que la crisis matrimonial acabara en sangre.

“Wendy nunca me dijo que él era violento, nunca pensé que llegaría a esto”, dijo la amiga, a quien se le quebró la voz y comenzó a sollozar levemente.

“Ella me decía que la relación había cambiado desde que llegaron a Miami, que él había cambiado mucho y que ella ya no era feliz”, había dicho la amiga de Bandera, horas después de conocer la noticia.

Otro amigo de la pareja también comentó a el Nuevo Herald que estaba sorprendido por el crimen, porque los había visto recientemente y no se esperaba que podía ocurrir algo así.

La muerte de la joven periodista está siendo tratada por la Policía de Hialeah como un posible caso doméstico de homicidio-suicidio.

De acuerdo con la amiga, Bandera era una “persona increíble con un corazón enorme” que sobresalía por su contagiosa actitud positiva y que le encantaba cantar, por lo que sus redes sociales solían estar llenas de la joven cantando algún tema del momento. “Me ayudó mucho en un momento que más lo necesitaba”, dijo la también venezolana.

Por todo esto es que, tras la muerte de Wendy, la amiga nota con cierto escalofrío las más recientes publicaciones de la periodista en Twitter. “Porque nunca es tarde y el tiempo solo se acaba cuando la vida termina. Y hasta ese momento, siempre existe una posibilidad para todo”, fue uno de los últimos mensajes que publicó la joven en Twitter.

“Cuando hay suficiente amor, nada es demasiado complicado y siempre hay tiempo”, escribió el 18 de octubre. Bandera también compartió una frase de otro usuario que decía: “Aprendemos que todo en la vida cumple su ciclo, decir adiós es básico para crecer. Las personas son etapas y las etapas son lecciones”.

Wendy Norelys Bandera, venezolana fallecida el miércoles en la ciudad de Hialeah, le gustaba cantar y por eso publicaba varios videos de ella interpretando temas del momento, dijeron amigos cercanos. Este es uno publicado en noviembre de ella cantando el tema “Juntos” del grupo “La melodía perfecta”.

El miércoles, la hermana de la víctima, Wanda Bandera, abrió una campaña de recaudación de fondos para poder repatriar el cadáver a Venezuela, donde vive la familia cercana, para poder enterrar sus restos cerca de su hogar materno. Bandera también tiene otros familiares en Colombia.

En menos de 24 horas, la campaña ha logrado $785 de 31 personas que han donado entre $5 y $100. Unos cuantos incluso han comentado en la página Go Fund Me para darles un mensaje de aliento a la familia.

“Lamento mucho esta situación para ustedes como familia. Que Dios les de la fortaleza necesaria”, escribió un usuario identificado como Ricardo López.

Repatriación de restos

Repatriar familiares fallecidos del sur de la Florida a Venezuela puede costar aproximadamente $8,000. Los dueños de la funeraria Valles, que tiene su sede en Venezuela pero que cuenta con una sucursal una sede en Miami, aseguraron que el proceso con ellos puede llegar a los $3,500, incluyendo la preparación del cuerpo, el proceso consular, el ataúd y el traslado a las ciudades de Caracas y Barcelona.

Si el destino final del cadáver es otra ciudad, el costo podría incluir una tarifa extra de traslado aéreo.

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, el trámite requiere de cinco copias de la partida de defunción (autenticados por el Secretario del estado), cinco copias de la constancia de embalaje adecuado emitido por la funeraria, cinco copias del certificado de tránsito expedido por la funeraria o el departamento de salud estatal y copias del pasaporte, cédula de identidad, partida de nacimiento y acta de matrimonio del difunto.

Adicionalmente, hay que llenar una planilla electrónica.

Palacio y Bandera, que eran primos en segundo grado, tenía supuestamente unos 8 años de relación y se habían venido a Estados Unidos en busca de un mejor de futuro, ante la grave crisis política, económica y social que azota a su país natal.

Palacio había venido primero a EEUU y la periodista había llegado después. Habían solicitado asilo político, aunque se desconocen los pormenores de lo que habrían vivido en Venezuela.

Según los registros del condado Miami-Dade, se casaron el 26 de febrero de 2016 en la ciudad de Hialeah. Sin embargo, Bandera hizo el anuncio oficial en su cuenta de Twitter en julio cuando publicó una fotografía de su mano izquierda con su anillo de casada.

De acuerdo con el canal local Telemundo51, la madre de Bandera le escribió el miércoles a su consuegra para decirle que Palacios había matado a su hija y que la había amenazado previamente con matarla si lo dejaba.

La joven había hecho pasantías en Diario Las Américas, pero últimamente trabajaba en el Dadeland Mall. Su esposo estaba estudiando para ser piloto. Ambos vivían en Miami Lakes junto con los padres de Palacio.

La Policía de Hialeah, que está investigando el caso, no dado información nueva sobre el estado de salud del hombre.

Vía: elnuevoherald.com

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password